ENSALADAS [80]

ENSALADAS

se parece contigo

Enrique Hernández-D’Jesús

 

ME QUEDO ESTA NOCHE AQUÍ CON LAS Alcachofas

RELLENAS PARA RESPONDER LA LLAMADA DEL SUEÑO

La noche se concierta en el mundo Cielo de la noche para el cielo despejado

Para el cielo nublado Para el cielo enamorado Jacques Cazotte escribió sobre El Diablo Enamorado Y la noche enamorada Y el anochecer Y el crepúsculo

Vigilia y Sombra como lo es para Vicente Gerbasi:

 

Las aves no vuelan en el cielo vuelan en el aire

 

La noche es el animal de costumbre es el símbolo de las aguas En la creencia de los Dragones un collar de Afganistán es la joya superior la geometría de la oscuridad

 

Desde esa estancia, sumergida en

la noche más profunda, lo conocía ya todo, la había

penetrado, la llevaba en mí, la hacía vivir, con una

vida que no es la vida, pero que es más fuerte que

ella y que ninguna fuerza en el mundo podría vencer.

 

Maurice Blanchot

 

El camino hacia la noche por la escalera de caracol

La región alberga el sendero y lo humano

El poeta toma de las altas horas la arqueología de la lámpara El invierno La morada La lluvia Estaciona la estancia de la palabra Los búhos Los peces voladores Se enciende el candelabro Se acecha el resplandor La estrella de la intimidad El sonido de la noche Y el tic tac del reloj

 

Alcachofas rellenas para responder la llamada del sueño

Ingredientes y preparación:

 

4 Alcachofas, Jugo de Limón, Granos de Sal marina, 200 gramos de Hongos, 2 Zanahorias medianas en cuadritos, 1 Ajoporro, Perejil picado y Hierbabuena, pedacitos de Mero ahumado, Pimienta blanca, Vino Morandé Late Harvest Sauvignon Blanc.

 

 

Corte las cuatro alcachofas por sus bases

hasta el final de las últimas hojas

Sáqueles sutilmente del corazón la pelusilla

Rocíe con un pincel jugo de limón sobre las alcachofas

Las deja reposar por un rato

Se ponen a cocinar con agua y algunos granos de sal marina

Al entrar en el cuerpo de lo cocido

esta flor se saca del agua

Aparte se cortan los doscientos gramos de hongos

las zanahorias medianas en cuadritos

el ajoporro

el perejil picado y la hierbabuena

Se cocinan por diez minutos Se pasan por un colador

En un recipiente que pueda ir al horno

se extienden las alcachofas

y se rellenan con estos ingredientes

Encima de ellas se ponen pedacitos de mero ahumado

Una intención de pimienta blanca

y se bañan las cuatro alcachofas

con dos copas vino Morandé Late Harvest Sauvignon Blanc*

Se mete al horno a 300 grados centígrados por veinte minutos

 

*Morandé Late Harvest Sauvignon Blanc

De él se dice en vinos y licoresbuenvivir:

Vino de oro blanco y brillante, reflejo del sol cansado de otoño. Denso como perfumado aceite. De aroma intenso a setas del bosque. A miel de olmo sureño, a licor de flores blancas como el jazmín, dulce evocación sensual de magnolias fragantes. Abundante de sabores, persistente en sus sentidos, inmenso en recuerdos. Encantador y femenino. Rico en su nobleza. Es miel de reyes. Origen: Valle de Casablanca.

Viñedo: El Ensueño

Cepaje: 93% Sauvignon Blanc, 7% Chenin Blanc.


ENSALADA DE MUSLITAS DE PATO

 

Deje macerando por dos días cuatro muslitas de pato, cortadas en cuadritos muy pequeños. Las deja remojar, con:

 

Ingredientes y preparación:

 

1 taza de Vino blanco, 2 cucharadas soperas de Aceite de Oliva, 1 cucharada sopera de Aceite de maíz, 1 cucharada de Aceite de sésamo, Pimienta negra, Sal al gusto, 1 puño grande de Albahaca deshidratada, 3 Lechugas distintas.

 

A los dos días corta en pedacitos pequeños las lechugas.

Las acuesta en una ensaladera

y cuando la vaya a servir, le agrega las muslitas de pato. Y los ingredientes.  Revuelva muy bien.

 

Se pueden comer tomando vino Blanco Chileno, de color amarillo dorado. Morande Pionero Chardonnay, proveniente del Central Valley. Este vino tiene un aroma de frutas tropicales, desde la parchita, la lechosa y el mango, también un perfume de vainilla. Resguardado en buenos robles. Brillante, color, de fragancia intensa y prolongada. Es un vino joven, elegante y afrutado.

 ENSALADA CON NARANJAS PARA MON AMOUR

 

 

…En el patio de mi casa altas palmeras

sonaban sus anchos abanicos

y los naranjos oscuros

guardaban sus frutos de oro…

                                                             Vicente Gerbasi

Para los árabes Náraný

y para los persas Narang,

también Orange, laranja,

y el Naranjo oscuro que guarda sus frutos.

La naranja viene del amarillo alrededor del sol

Con su fuerza propia se alimenta del viento

de los rayos solares

y de los pájaros

Brota en las ramas

en las condiciones luminosas

Y cada gajo interior está provisto de alma

del tiempo de la vida

en animal radiante

colgado en los árboles

 

Ingredientes y preparación:

 

Dos manojos entre: Acelgas, Lechuga romana, Perejil, Yerbabuena, Apio España, Cebollín y Ajoporro, 4 Pepinos, 4 Naranjos, Aceite de Oliva, Estragón y Pimienta blanca.

 

Se cortan en pedazos pequeños los dos manojos de corazones verdes y los pepinos en ruedas finas. Se mezcla suavemente con una cuchara de madera. Se alegra con un poco de aceite de Oliva y se incorporan los gajos de las naranjas, sin las semillas. Luego el estragón y la pimienta blanca. Un toque de vinagre de uva blanca.

 

ENSALADA DE FRESAS PARA MON AMOUR

 

 

… dame un punto de apoyo, una

saeta exacta, continuaba la niñez mientras comía unas fresas…

                           Juan Sánchez Peláez

 

Fraga, fragola, fraise, erdbeere, morongo, strawberry.

Pasean las fresas Mueven sus ojos

con sus formas rojas y púdicas

Y en sus formas esenciales

representan el origen de los bosques

el movimiento de la sombra

y la penumbra del viento

La fresa es un jeroglífico

es un ave de lo amoroso

el ojo de la analogía del sol

la fresa solar

la nave de la navegación

Como para el poeta la imaginación

Y la búsqueda de la palabra

 

Ingredientes y preparación:

 

Fresas naturales, remojadas con la Lluvia caída en la tarde de las flores.

Sírvalas en una gran e impresionada ensaladera. Déjelas un rato en el viento que baja del Waraira Repano.

Verá como se enrojece la fruta en la ensaladera.

No le agregue nada

La Ensalada de Fresas estará agradecida de que sean solamente las Fresas

Esta Ensalada puede acompañar cualquier tipo de Carnes y Pescados.

 

 

LA ENSALADA PARA LA DIOSA SALIDA DE PANDORA

 

 

Es con un fervoroso matiz de las palabras donde le doy vueltas a la ensalada. Vislumbro la precipitación y siento abiertos los senderos, el pasaje de los recuerdos, los vocablos transformados. Y recurro al choque de las imágenes, al drama de las anticipaciones, a la aparición habitual de lo inexplicable. Son a menudo tormentas y ensaladas vinculadas en el común misterio y destino. Una realidad que toma fuerzas, una realidad que emprende su búsqueda. La advierten en codicia y acogen la agudeza, las percepciones. Es un círculo vicioso, es un juego tierno, dulce y brutal. Es el bálsamo, el fuego de la desesperación.

La ensalada es la ensalada en la memoria. Alzo los ojos y sigo la señal definitiva, y después intercambio la aventura. Y por qué no pensar en la sorpresa del gusto, en los colores de las hojas, en la irritación de las impertinencias, en la inflamación de los espacios.

 

Soy el espejo, la sensualidad, la sentencia interior. Soy la hierba mala y la hierba buena, la vergüenza profunda, la ensalada, la transparencia, el sentido de los temores, la confianza de las aves, el ruido de los árboles. Transito. Soy la memoria, el mal y buen amante, la profundidad y la superficie. La catástrofe, la felicidad, el pensamiento del sentido, la juntura de los obstáculos, el placer de la fascinación, el cuerpo encantado y celebrado en la timidez, la indiferencia, la causa de los deseos. En suma, el esmalte que existe en los ojos, en el brillo de los ojos. La alternativa que se desliza en las horas sujetas de la visión. Respondo en la esperanza de los elegidos. Enloquezco en la miseria hábil de la suerte. La ensalada me sirve para hablar, para encontrar la intención de la palabra, la gravedad del mundo, la ausencia del aparecido. Y soy el disgusto del cuento de mi intimidad, el margen de mis complacencias, la locura de mi espíritu, la protección atónita de la inercia. Y busco la espesura del misterio, el descubrimiento de los rebaños, el bosque interior, mi expresión arbitraria y personal, mis episodios, mis idolatrías y mis desventuras, y, también, mis venturas, en donde mi propio amor, en donde mis sufrimientos, en donde la relación y la estatua inmediata, alucinen, en el drama, en la gracia primitiva, en la solemnidad. Y es con matiz y sin matiz como doy vueltas con las palabras y se convierten en la

 

 

 

Ingredientes y preparación:

 

Si la Diosa no está en la mesa, la ensalada no tendrá la luz de sus ojos 721 gramos de Escarola, se lava, se pica en pedazos de 7 centímetros. Se mete en un recipiente de madera. Luego se agregan 4 Mandarinas robustas. Se pican en pedacitos, y se les quita las semillas y su recubrimiento. 200 gramos de Ciruelas Pasas sin hueso, picadas en pedacitos. Se unen estos tres ingredientes, se espolvorean con Canela, Nuez Moscada y Pimienta blanca con moderación.

 

Aparte se les prepara una sazón así:

½ copa de Vino blanco Morandé Terrarum Chardonnay, ½ copa de Miel de Abeja, 1 cucharada de Aceite de maíz, y otra de Aceite de Oliva, un buen puño de Estragón. Se revuelve bien, y se le une a la ensalada un minuto antes de servirla. Y al final se rocía con Vinagre Balsámico, de Módena.

Y como sorpresa, después de comer estos platos, una pequeña pausa, y pasa con un cambio de copas a un vino Carmen Classic Cabernet Sauvignon, caldo que hubiese elogiado Dickens y Byron, y Elkin Restrepo se lo bebe con este verso:

 

“Si buscas continuar pide al mar que te sostenga”


ENSALADA CANTÁBRICA DE ARROZ

 

 

Ingredientes y preparación:

 

 

300 gramos de Arroz, 300 gramos de Atún natural, 10 Filetes de Anchoas, 2 Cebollas pequeñas, 6 Tomates, 1 taza de Aceite de Oliva, ½ taza de Vinagre de Vino, 2 cucharadas de Mostaza.

 

 

Se cocina el arroz con agua y sal Se deja reposar

Aparte se cocina el atún en baño vapor Se desmenuza

Se cortan las anchoas

Los tomates se cortan en trozos pequeños Se añaden

Todo se revuelve

Y se prepara una vinagreta con:

Aceite de Oliva

Albahaca

Sal al gusto

 

 

 

LOS AMOROSOS SE DESPIERTAN COMPLACIDOS

 

Los amorosos siempre flotan en el aire. Sostienen en sus movimientos la vibración del amor. Forman un solo cuerpo. Se escuchan en el silencio de los silenciosos. Toman champaña y vino blanco. Y cuando tienen pocos días de amores pueden tomar hasta aguardiente blanco y se sienten felices. Los amorosos son temblorosos. Se pierden en el desastre de las situaciones insólitas. Arrastran el pecho hasta los árboles feroces y ondulan en la pesadumbre, en la admiración, en el sueño de lo imposible. Anidan en cualquier orilla de camino, y debajo de cualquier puente son los más amorosos. Así se la pasan hasta que descubren la cotidianidad. Cuando descubren la cotidianidad, aparecen todos los defectos y los amorosos dejan de ser amorosos. Los amorosos se despiertan complacidos de haber vivido un sueño amoroso.

 

 

 

ENSALADA CANARIA COMO YO

 

La vida es rosa, melancólica y magenta.

La vida no es más que el amor.

La primera caricia, la primera mordedura.

 

                                         Sonia Betancort

 

Ingredientes y preparación:

 

100 gramos de Higos secos

100 gramos de Aceitunas verdes

177 gramos de Queso de cabra

177 gramos de Queso palmero

177 gramos de Queso de flor

177 gramos de Queso con ternura

377 gramos de berros

Cilantro pero no tanto

Cabello de ángel

Un Mango maduro un poco verde

657 gramos de Pulpo

177 gramos de Boquerones

177 gramos de Garbanzos

Vino Tamanca de Los Llanos de Aridane

Aceite de oliva

Nuez Moscada

17 Langostinos, limpios

1 Aguacate

 

Se separan los higos en rodajas, se agregan las aceitunas, un poco de cilantro, los boquerones en rodajas y los garbanzos, cubiertos de vino Tamanca con aceite de oliva. Se deja macerando una noche. A la mañana se le agrega Nuez Moscada. A la media hora se escurre. Y deja a un lado el líquido que servirá para aderezar otra ensalada.

Los quesos se cortan de diferentes maneras según la consistencia, si es muy suave en cuadritos, más tiernos en lajitas. Se mezcla con el pulpo cocinado y en trozos muy pequeños. Se condimenta con aceite de oliva.

El Mango se corta en pedacitos con formas de alas de golondrinas.

El Cabello de Ángel se deshilacha y se une al Mango.

Tenemos dos cuerpos importantes.

 

En una ensaladera grande se acuestan los berros, con las manos deseosas de amor, con las ganas profundas que le susurre el primer cuerpo de los higos, boquerones, garbanzos, se mueve cuidadosamente con dos cucharas de madera. Se les deja caer una lluvia de hierbas aromáticas. Pasados los dos minutos le agrega los quesos con el pulpo. Vuelve a revolver con mesura. Se da cuenta que no es lo mismo una ensalada tratada con amor, con delicadeza, con profundidad, compartiendo los distintos sabores, creando armonías en el gusto. Mezclada en latidos del corazón, en los movimientos ondulantes de los ojos, en el cielo aventurero, pensando en las palabras, en el misterio y comunión. Todos los ingredientes deben coincidir con sus colores y sabores. Se agregan los trazos de Mango y el Cabello de Ángel. Y los langostinos y el aguacate.  Se rocía con el líquido anterior. Se revuelve. Con aliño suave, aceite de oliva, escamas de sal de Fuencaliente y limón.

En toda ensalada canaria el mar aparece de pronto, es la inesperada montura de un langostino. Las criaturas isleñas, inquietas de océano en pecho, salpican oleaje en el mapa del sabor. El árbol pronuncia un aguacate que florece. Tampoco falta un sentido dulce que hace despertar a las sirenas, balanceadas en la media luna de un plátano.

 

Comments are closed.