[58] TERNERA TERNERA TERNERA

TERNERA TERNERA TERNERA
Enrique Hernández-D’Jesús

Y todo ha de seguir su curso hacia el abismo
Si el hombre no comienza a sembrar sus sentidos

Humberto Díaz Casanueva

PARA UN VIERNES EN LA NOCHE
TERNERA ENAMORADA

LOS INGREDIENTES y LA PREPARACIÓN:

2 pedazos de Ternera muy Tiernita cercanos al Muchacho Redondo, Mantequilla, Aceite Vegetal, 31 gramos de Tocineta Ahumada, 31 gramos de Chorizo Catalán, 31 gramos de Cebolla Morada, Pimienta de Cayena, 2 cucharadas de Crema de Tomate, Soya, Albahaca, 2 copas de Vino Blanco, 1 toque importante de Frangélico, 1 taza de Crema de auyama.

Consígase una ternera tiernita y que ayude también a quitar los pecados del mundo. Pero la intención es pecar, pecar con el sabor, con la preparación de la ternera. Como si fueran nuestros propios enigmas y estemos ganando la cabellera enredada y abrazando y danzando y conjuremos nuestra inocencia entre el fuego y las ollas, la ternera debe ser muy tierna. Limpie los pedazos de carne y descúbralos en sus sentidos y en sus desvelos. Acarícielos con mantequilla. Acarícielos y verá lo que tiene que ver.
En una olla de tolerable cuerpo, sofría en aceite vegetal los pedazos de ternera; después, agréguele la tocineta, el chorizo y la cebolla. Cuando estén dorados, cuando vea la carne en su punto más ardiente, adicione la pimienta, la crema de tomate, la soya, la albahaca, el vino, el toque importante de Frangélico y la crema de auyama.
Revuelva bien, tape la olla, póngala en el horno a 500 grados centígrados por treinta y un minutos y déjela reposar.
Invite a su amiga. Ella dice que está cansada y prefiere dormir; así que no le queda más remedio que pensar:
-Bueno, mañana volverá a llover y entonces vendrá a comer la ternera, que estará más rica.
Cuando la ternera está a temperatura adecuada, tape bien la olla y guárdela en la nevera.


En el decir de Díaz Casanueva:

Devora el hombre a solas su horrible fruto como el ermitaño
que alimenta el cuervo

EL TIEMPO CRUZO UNA NOCHE:

TERNERA ILUSIONADA

Al día siguiente, por la tarde, mientras espera que su amiga lo llame, prepara la:

ENSALADA DE PATO

LOS INGREDIENTES y LA PREPARACIÓN:
2 Muslos Robustos de Pato, Aceite de Oliva, Zahtar, Pimienta Blanca, Uvas sin Semillas, Hojas de Escarola, Lechuga, 1 puñado de Aceitunas Negras sin semilla y ½ taza de Suero de Cabra.

Corte en cuadritos el pato horneado. Póngalo a macerar en el aceite de Oliva con zahtar y pimienta blanca. Agréguele las uvas cortaditas en cuatro, las hojas de escarola y de lechuga cortadas menuditas, las aceitunas y el suero, moviendo, moviendo y moviendo lentamente.
Acompañe esta rica ternera y ensalada con:

PAPAS NEGRAS ANDINAS

LOS INGREDIENTES y LA PREPARACIÓN:

Papas Negras Andinas, Queso Emmental y Mantequilla.

Cocine las papas con las conchas, bien lavadas. Córtelas en cinco partes y agrégueles mantequilla y un queso emmental, por su gusto y por su color. Espere que llegue la noche. Su amada no llamó, por lo tanto, vuelva a poner en el refrigerador lo que queda de la ternera.
Le ocurre de nuevo lo de la noche anterior; que terminó comiéndose las dos ensaimadas de la Pastelería Real.

 

Y el poeta chileno lo advierte:

La bella muchacha me enrolló en su cabellera espesa y
dormimos,
Sus senos ávidos revestidos de oro,
Sus besos con la lengua en flor,
Su vientre donde nos apretamos,
Pero era el sueño de la vida.

EL DIA DOMINGO, TERNERA

TENME TERNERA

Al otro día, supongamos, lo han llamado varios amigos y amigas para invitarlo a restaurantes, comidas familiares, fiestas domingueras, y usted les ha dicho que no puede salir porque le ha preparado una pequeña ternera a su amada y está a su espera. Y sigue esperando y vuelve de nuevo a poner la mesa. Esta vez sin la ensalada de pato, sin las ensaimadas.

Para acompañar la ternera prepara:

ENSALADA DE HONGOS TROYANA

LOS INGREDIENTES y LA PREPARACIÓN:

31 gramos de Hongos Secos Chinos, 310 gramos de Hongos Frescos, 2 Fondos de Alcachofas, 13 Puntas de Espárragos, 1 puñado de Piñones, 1 Manzana, Perejil, Vinagre Balsámico, Aceite de Sésamo, Pimienta Negra, Miel y 100 gramos de Caviar Beluga.

Cocine los hongos secos y córtelos del tamaño de una pasita. Corte los hongos frescos en lonjitas. Agregue las alcachofas, las puntas de espárragos, los piñones, la manzana cortada en pedacitos y el perejil. Condiméntelo todo con el vinagre, el aceite, la pimienta y un toque de miel.
Y al final, como el rocío de Helena de Troya, el caviar.
Y vuelve a pensar lo mismo de los otros días; ella, la invitada, la amada, el sueño dorado, la delicia de las piscinas, la encandilada, la celebrante, el sueño de otro, el amor de otro, en fin, ella, no vino. Y no le queda más remedio que volver a comer solo, tomarse de nuevo los dos primeros aperitivos, luego abrir otra botella de vino blanco y de vino rojo. Al final Calvados.

EL PRIMER DIA DE LA SEMANA,

TERNERA POR NO DEJAR

Llega el día lunes y lo menos que puede hacer es continuar la combinación. Y es cuando se da cuenta que todavía queda ternera. Mejor oportunidad, imposible; tiene que llamar a su amada y decirle que la está esperando con la adorada ternera, con la cuarta versión de la ternera.
Entonces decide preparar para acompañarla, un combinado de salmón noruego con salmón escocés y angulas de Izaguirre, sobre unas galletas de miel (Broas).
Por supuesto este día comienza con Risotto de espárragos con langostinos a la ginebra, a la manera de Enzo y termina con patas de cangrejo y plátanos con tocineta.
Y siga comiendo…

 

EL DIA MARTES

Bueno, en vista de que ha sido inútil, que no ha sido posible concertar la cita de amor, que su paladar está en la más terrible soledad, en la terrible incertidumbre, entonces póngase a bailar con su tartaleta de paté de fois-gras truffeé. Y como ya es martes, vaya pensando otro plato para este fin de semana. Pero como usted es insistente, decide viajar para no pensar en el plato. Ha dejado, por supuesto, en la nevera todavía, un pedazo de ternera. Se va para la provincia y se olvida del teléfono y de todo; no llama nunca a su amiga. El sábado por la tarde toma el último avión de regreso y al llegar a su casa llama de nuevo a su amiga. Ella está ronca y fatigada, está descansando. Pero como usted es necio y sabe que todavía le queda ternera, invita a su amiga para el domingo a que lo acompañe a las galerías de arte para ver algunas exposiciones y después la llevará a su casa a comer ternera. Espera que ella llame, se prepara un aperitivo y espera y así seguirá esperando y también la ternera seguirá esperando. Espérame en el cielo corazón si es que te vas primero. Lo mismo le ocurre a la ternera, está en esa espera. Ya cansada y agobiada decide acabarse y morirse de otro aturdimiento.

Comments are closed.